Solenodon paradoxus

26 de Diciembre
Hace 70 millones de años
Tamaño
Longitud total sin la cola, 23 cm. Cola, 16 cm
Epoca
Paleoceno-Holoceno
Localización
Pedernales, República Dominicana
Investigador
Juan Almonte
Curador de la colección de vertebrados fósiles del Museo Nacional de Historia Natural “Prof. Eugenio de Jesús Marcano”, República Dominicana
Historia y Belleza

El Solenodon paradoxus es un extraño sobreviviente de un linaje de más de 60 millones de años. En 2016 investigadores de la Universidad de Illinois y de la Universidad de Puerto Rico secuenciaron completamente su genoma mitocondrial y confirmó que el Solenodon de la Hispaniola se separó de todos los demás mamíferos vivos hace unos 78 millones de años.

Sus poblaciones son muy reducidas y se encuentran fuertemente amenazadas, teniendo un alto riesgo de extinción en un futuro cercano. Esto es así, al menos en parte, debido a las poblaciones de perros y gatos asilvestrados y cuando se introdujeron pequeñas mangostas asiáticas para controlar las ratas en los campos de caña de azúcar. Como hasta entonces no tenía enemigos naturales, el Solenodon no había necesitado desarrollar defensas contra los depredadores y es un corredor lento y torpe lo que le convierte en una presa fácil.

Sus hábitos son nocturnos y la saliva es tóxica. El segundo diente incisivo del maxilar inferior a cada lado tiene una ranura, de donde surge el nombre solenodon, el que significa “diente surcado o acanalado”. Otra especie de este género en la Hispaniola es S. marcanoi, pero solo es conocida como fósil y era de menor tamaño. Se cree que este último se extinguió como resultado del impacto humano causado con la llegada de los europeos hace unos 500 años. El S. paradoxus y el S. cubanus (en Cuba) son los únicos representantes de la familia Solenodontidae y constituyen uno de los linajes más antiguos dentro de los mamíferos placentarios.