Megalocnus rodens

31 de Diciembre
Hace 12 millones de años
Tamaño
1,7 m de largo y 1,2 m de alto
Epoca
Pleistoceno
Museo
Museo Nacional de Historia Natural de Cuba
Localización
Cuba
Investigador
Joao G. Martínez López
Paleontólogo y curador de la colección de mamíferos fósiles, Museo Nacional de Historia Natural de Cuba
Historia y Belleza

Megalocnus, que significa "perezoso grande", es un género extinto de perezosos terrestres que habitó en las grandes Antillas en el Pleistoceno. El Megalocnus rodens pertenece a un grupo extinto (orden Pilosa), que contó con cinco especies en total, cuatro de ellas ubicadas en el pleistoceno, y una en el mioceno, y que reunió a los mamíferos terrestres autóctonos de mayor tamaño que existieron en Cuba.

De las especies pleistocénicas, fue Megalocnus rodens la de mayor tamaño, con una distribución en todo el archipiélago cubano.

Los ancestros de Megalocnus rodens llegaron a las Antillas desde América del Sur; cómo vinieron continúa siendo objeto de debate científico. Algunos paleontólogos consideran, por ejemplo, que llegaron siendo pequeños y aquí uno de ellos evolucionó hasta convertirse en gigante: Megalocnus rodens.

Su alimentación era a base de hierbas y fue presa de aves depredadoras como el búho gigante (Ornimegalonyx), la lechuza (Tyto noelli), y el murciélago vampiro (Desmodus rotundus). Hallazgos encontrados en sitios arqueológicos cubanos, hacen suponer que formó parte de la dieta de los aborígenes cubanos.

Gracias al tamaño de esta especie, la conservación en el tiempo de sus fósiles constituyó un factor que favoreció su hallazgo. En 1860, el estudiante José Figueroa presentó al más importante naturalista cubano, don Felipe Poey y Aloy, el primer resto fósil conocido de un perezoso antillano: una mandíbula incompleta con dientes, procedente de los Baños, Ciego Montero, Cienfuegos, Cuba.