Conostichus isp.

28 de Noviembre
Hace 425 millones de años
Tamaño
La roca huésped es de 12 x 7 x 6 cm
Epoca
Paleozoico
Museo
Museo Nacional de Historia Natural De Bolivia
Investigador
Rubén Andrade-Flores
Curador responsable de Invertebrados Fósiles. Museo Nacional de Historia Natural de Bolivia
Historia y Belleza

El icnofósil Conostichus de largo alcance con forma de tapón, atribuido a los cnidarios polipoideos solitarios, se describe con mayor frecuencia en el Paleozoico a partir de sedimentos siliciclásticos de grano fino, con pocas descripciones de las configuraciones de carbonato.

Los icnofósiles proporcionan información de aquella parte de la comunidad que no es preservada generalmente como fósil, es decir, de organismos de cuerpo blando que carecen de partes duras para fosilizar y de aquellos que las tienen y que por diversas razones no se preservaron.

Son esencialmente de aspecto cónico en forma de V que carecen de estructuras radiales o longitudinales externas reconocibles, bien conservadas dentro de las rocas sedimentarias, dentro de la cámara o habitación del individuo se ve una masa compacta con un conducto de escape, las paredes suelen presentar pequeñas constricciones circulares con disposición transversal como crestas y surcos longitudinales. Presentan siempre la concavidad hacia arriba.

Estas estructuras que se encuentran en rocas sedimentarias que representan el lugar donde vivió, alimentó o viajó un animal. A pesar de su abundancia, no es seguro qué tipo de animal creó Conostichus, porque el cuerpo del animal no se conservó.

Los factores responsables de este inusual estado tafonómico no están claros, pero la explicación más probable es que los especímenes excepcionalmente preservados representan madrigueras que de alguna manera se rellenaron, al menos en sus terminaciones apicales, con sedimento de carbonato de grano fino, mejorando la fidelidad de conservación.