A tierra firme

Hace 530 millones de años

Hasta este día la vida ha sido marina. A partir de este momento, los animales comienzan a colonizar la tierra firme. Las huellas más antiguas se han encontrado en 2017 en unas rocas en el sureste de Canadá: 25 filas de huellas dejadas por unos animales del tamaño de una langosta y parecidos a un ciempiés.

De ellas se ha deducido que los animales tenían unos 50 cmde largo, entre 16 y 22 patas y arrastraban una cola. Se aventura que pudieron ser Euthycarcinoidea, un misterioso grupo de artrópodos anfibios, una especie de mezcla entre un crustáceo y un insecto.

Los científicos naturales piensan que es poco probable que estos animales vivieran en tierra, sino que se aventuraban fuera del agua para aparearse y poner sus huevos. O quizá para huir de los depredadores y buscar comida. Lo cierto es que, por las huellas que han dejado, se movían en grupo.