Pérmico

Hace 298,9 millones de años

El mundo está dominado por dos continentes, Pangea y Siberia, rodeados por un océano global llamado Panthalassa. Aparecen en dirección este-oeste las Montañas Centrales de Pangea que tendrán una importancia fundamental en el clima, al bloquear la circulación atmosférica: los vientos húmedos tropicales dejan de soplar y el norte de Pangea se convierte en un lugar árido.

El interior de los continentes soportan variaciones extremas de calor y frío y los desiertos se extienden por Pangea. Condiciones tan secas favorecieron el desarrollo de las plantas con semillas encerradas en una cubierta protectora sobre aquellas que, como los helechos, dispersan sus esporas.

En Siberia se produce una de las erupciones volcánicas más grandes de la historia del planeta, que coincidió con la extinción que estuvo a punto de acabar con toda la vida en la Tierra.