Cámbrico

Hace 541 millones de años

Es uno de los periodos más interesantes de la historia de la Tierra. Por un lado, se producen rápidos movimientos tectónicos; por otro, presenciamos una explosión en la diversidad de la vida. Muchas de estas nuevas formas desarrollaron una nueva habilidad, la biomineralización, posiblemente como respuesta a la evolución de los depredadores.

A principios de este periodo Pannotia empieza a romperse mientras que otro supercontinente, Gondwana, se está "montando". Lo forman buena parte de América del Sur, África, Madagascar, India, Australia y la Antártida. Los continentes se mueven muy rápidamente, a unos 30 cm por año (en la actualidad se mueven 2-7 cm/año).

Los océanos cubren el 85% de la superficie del planeta.

A medida que el continente Pannotia se fragmentaba, el océano Jápeto se abría, aumentando la distancia entre otros tres continentes: Laurentia (la actual Norteamérica), Báltica (norte de Europa) y Siberia. Fue en este momento cuando se produjo la explosión del Cámbrico (19 de noviembre). La mayor parte de las masas continentales se encuentran en el sur, pero empiezan a moverse hacia el norte. A principios y a mediados del Cámbrico Laurentia se mueve de zonas polares a ecuatoriales mientras la mayor masa de tierra, Gondwana, se estira del Polo Sur al Ecuador debido a que gira 90º.

Al desaparecer las masas de hielo del episodio Bola de Nieve el nivel del mar es alto y algunos continentes se inundan. En la atmósfera el nivel de dióxido de carbono es 15 veces el actual, lo que hace suponer que unas temperaturas altas, entre 50 y 60 ºC: estamos ante unas condiciones tropicales y subtropicales por todo el planeta, sin glaciación alguna.